Gracias a Dios por Mamá

$5.00

Description:

En este sketch cristiano, una madre está en escena leyendo la Biblia y orando. En oración le pide a Dios que la ayude para cumplir la tarea que se le ha encomendado: la de ser esposa y madre. De repente aparece su marido y la interrumpe con sus preguntas y necesidades.

SKU: 279 Category:

Description

Aparece la hija adolescente, con la que tiene que hablar sobre un asunto relacionado con la disciplina. El padre entra de nuevo, le sugiere que celebren una fiesta y le pregunta su opinión sobre la posibilidad de comprar otro coche. La hija vuelve a entrar en escena y le pide consejo sobre cómo actuar con una amiga suya de la escuela. Se ve claro, que a la mamá le espera un largo día en el que no se aprecia suficientemente todo lo que ella hace.

Tres actores (1 hombre, 1 mujer y 1 adolescente). Entre 7-8 minutos.

View Excerpt = Ver texto

Add to cart = Carrito de compras

Excerpt:

PERSONAJES

MAMÁ
PAPÁ
HIJA ADOLESCENTE

(En escena hay una mujer sentada a la mesa tomándose una taza de té/café que está leyendo la Biblia. Hay un plato de magdalenas en la mesa. La mamá aparta la Biblia a un lado e inclina la cabeza para orar…)

MAMÁ. Querido Padre, dadme tu gracia en este día para hacer todo lo que tengo que hacer. Gracias por las bendiciones que me das en la vida… por mi marido… mis hijos… y por el ministerio que tengo como esposa y madre…

PAPÁ. (Entrando al cuarto rápidamente, haciéndose el nudo de la corbata e interrumpiendo su oración.) No encuentro mi chaqueta… ¿está en la lavandería?

MAMÁ. Creo que estará lista hoy. Ya iré a buscarla.

PAPÁ. De acuerdo, entonces me pondré otra cosa. ¿Es eso café?

MAMÁ. Te he dejado un poco en la cocinilla. ¿Quieres que te lo prepare?

PAPÁ. No… Ya lo haré yo.

MAMÁ. Te lo puedo traer.

PAPÁ. No… Lo tomaré de camino.

MAMÁ. He hecho unas magdalenas para el desayuno. Necesitas comer algo.

PAPÁ. Quizá me lleve una… Pero después no me podré lavar los dientes.

MAMÁ. Deberías tener un cepillo de dientes en la oficina. Cariño… Tenemos esa charla pendiente sobre Bea. Anoche no hablamos.

PAPÁ. Tienes razón. Pero hoy no tengo tiempo. Creo que tendrás que llevar este asunto tú sola.

MAMÁ. ¿Estamos de acuerdo en que ha hecho mal y necesita que se la castigue?

PAPÁ. Claro, ¿en qué estabas pensando?

MAMÁ. Tendríamos que castigarla durante una semana y no permitirle que saliera con sus amigas por ahí.

PAPÁ. ¿Será eso suficiente? Quiero que se dé cuenta del castigo. Ella sabe hacer las cosas mejor y no podemos permitir que se salga con la suya.

MAMÁ. Hablaré con ella.

PAPÁ. Gracias por ocuparte de esto. Ya sé que te gusta que esto lo hagamos juntos. ¿No tienes que preparar la comida de los chicos?

MAMÁ. Ya está preparada. Estoy esperando a que vengan a desayunar.

PAPÁ. ¿Qué tal me queda la corbata? Mejor voy a mirarme en el espejo. (Sale a la vez que Bea entra.)

BEA. Buenos días, papá.

PAPÁ. Buenos días, cariño.

BEA. Buenos días, mamá.

MAMÁ. Bea… He preparado unas magdalenas para hoy.

BEA. Ah… No, gracias. He quedado antes de la primera clase y no voy a tener tiempo.

MAMÁ. ¿Tengo que llevarte antes?

BEA. No, no tienes que llevarme. Así ahorras tiempo. Sólo tendrás que ir a los otros dos colegios…. Susana va a venir a buscarme.

MAMÁ. ¿Cuándo pensabas decirme esto?

BEA. Ahora te lo estoy diciendo.

MAMÁ. No puedes esperar a decirme algo que va a afectar mi horario en el último momento. Ya deberías saberlo. He preparado magdalenas esta mañana.

BEA. Lo siento, mamá.

MAMÁ. A veces no reflexionas y no piensas en cómo tus acciones y decisiones afectan a otras personas. Eso me recuerda que… me gustaría hablar contigo sobre algo. Siéntate.

BEA. Mami, ¿no puede esperar? Susana estará aquí de un momento a otro.

MAMÁ. Puede esperar. Esto es importante.

BEA. ¿Qué?

MAMÁ. Por favor, siéntate y muestra más respeto a tu madre.